Linfocitos Bajos en sangre: Causas y Qué significa

Los Linfocitos son un tipo de Glóbulo Blanco o Leucocito que circula en la sangre, a través de las venas, los capilares, las arterias y dentro de la linfa en el Sistema Linfático. Se pueden encontrar Linfocitos bajos en sangre ante diferentes circunstancias.

[La linfa es un líquido blanquecino rico en proteínas, grasas y glóbulos blancos que comunica a los ganglios y órganos defensores de nuestro cuerpo, como el bazo, el timo y las amígdalas.]

Los linfocitos, como todos los glóbulos blancos, nos defienden de las enfermedades, impidiendo que en nuestro cuerpo se desarrollen microorganismos patógenos capaces de debilitar nuestra buena salud. Por lo tanto, los Linfocitos forman parte del Sistema Inmunológico o Sistema Inmunitario del cuerpo.

El número de Linfocitos que se encuentra en sangre debe ser el adecuado para poder defendernos de los agentes externos agresores, si los Linfocitos están bajos, entonces nuestro sistema de defensa está debilitado y serán mayores las probabilidades de adquisición y desarrollo de enfermedades.

¿Qué significa Linfocitos Bajos?

Cuando el número de linfocitos o la concentración de linfocitos que circula en la sangre es baja, respecto a lo que es considerado como valor mínimo requerido en un individuo, se habla de Linfocitopenia o Linfopenia.

Si una persona desea saber su concentración de linfocitos en sangre, debe solicitar en un laboratorio clínico un Contaje de Linfocitos (Linfocitos/µL) o un Diferencial Leucocitario, para conocer en qué proporción (%) están los linfocitos respecto a todos los glóbulos blancos, para ello un especialista tomará una muestra de sangre de este paciente. Linfocitos BajosEste recuento de Leucocitos también se puede visualizar dentro de los resultados de una Hematología Completa o Hemograma Completo.

Linfocitos Bajos

El valor a partir del cual se habla de Linfocitos bajos o Linfocitopenia depende de cada laboratorio y de la edad del paciente. En este sentido, tenemos los siguientes límites de referencia a partir de los cuales se diagnostica la Linfocitopenia:

  • En adultos se habla de Linfocitos bajos o Linfopenia, cuando existe un contaje menor a 1900 linfocitos por microlitro de sangre (células/µL) o una proporción menor al 20% respecto al total de Leucocitos circulantes.
  • Para niños a partir de los 6 meses hasta jóvenes que no superan los 16 años, la Linfocitopenia se presenta cuando se tienen valores menores a los 3000 Linfocitos por microlitro de sangre (células/µL) ó un porcentaje menor al 20% en relación a todos los Glóbulos Blancos.
  • En los Recién nacidos hasta los 6 meses de edad, valores menores de 6000 Linfocitos por microlitro de sangre se relacionan con Linfocitopenia o un porcentaje menor al 20% respecto al total de Leucocitos que viajan en la circulación.

Es importante que todos los resultados de los estudios de sangre sean analizados correctamente, empleando los valores de referencia que sugiere el laboratorio en su hoja de resultados.

Linfocitos bajos en sangre

Digitalización de un Linfocito

Linfocitos Función:

Los linfocitos, al igual que el resto de los Glóbulos blancos, son producidos en la médula ósea, desde donde parten hacia la sangre y las zonas del cuerpo donde se requiera de sus funciones, como en las heridas o focos infecciosos del cuerpo. Son muy hábiles para erradicar infecciones virales, pero también colaboran ante cualquier tipo de alteraciones bacterianas, parasitarias u originadas por hongos.

La función que desempeña el Linfocito depende básicamente del tipo de célula linfocitaria que esta sea.

Tipos de Linfocitos

Existen dos tipos de linfocitos: Los Linfocitos T, que a su vez se dividen en 2 sub-tipos, y los Linfocitos B.

1)  Linfocitos T (función):

1.1. Linfocitos T Citotóxicos, Células NK (NK: del inglés, Natural Killer), Linfocitos T-CD8 o también llamadas Células Asesinas Naturales:

Son los linfocitos que destruyen de manera casi inmediata a las células propias del cuerpo que han sido infectadas por un germen, la mayoría de las veces viral, generando la ruptura de la célula infectada e impidiendo que el virus se replique en el cuerpo.

1.2. Linfocitos T Colaboradores, Linfocitos T-CD4, Linfocitos T Helper o Linfocitos T Reguladores:

Este tipo de Linfocito no posee ningún poder citotóxico, es decir, no puede destruir a las células infectadas por gérmenes ni pueden eliminar patógenos, en su lugar, estas células, cuando reconocen una amenaza liberan sustancias llamadas Citocinas que atraen al resto de Leucocitos, como a los macrófagos y Neutrófilos, al lugar de la infección para que cumplan sus funciones aniquiladoras de microorganismos. Los Linfocitos T colaboradores también permiten la activación de los Linfocitos T Citotóxicos y de los Linfocitos B, productores de anticuerpos, ya que estas células si no son activadas previamente no pueden ejercer sus funciones protectoras.

A pesar de la gran variedad de diferentes nombres que ha recibido cada Linfocito T, únicamente existen 2 tipos.

2)  Linfocitos B:

Son las células que tienen la tarea de producir anticuerpos que protegen al organismo ante la infección del momento y crean inmunidad ante infecciones futuras. Los anticuerpos que producen los Linfocitos B son específicos para cada germen y son la base de las vacunas en nuestra actualidad.

La evaluación detallada del tipo de Linfocito que se encuentra en sangre se realiza cuando el médico desea monitorear, con pruebas inmunológicas más precisas, el estado de salud de pacientes con enfermedades del sistema inmunológico, como las Leucemias, las Artritis autoinmunes, el SIDA, entre otras.

.Linfocitos T Citotóxicos

Linfocitos Bajos, Causas

Para que los linfocitos bajen en sangre hasta presentarse una Linfopenia, debe ocurrir un evento o muchos eventos que agoten la capacidad del cuerpo de generar nuevamente el equilibrio y que consuman el número de linfocitos dispuestos a colaborar en la defensa del organismo.

Las Linfopenias o Linfocitopenias pueden ser transitorias o pueden ser persistentes:

Linfopenia Leve

En las Linfocitopenias leves o transitorias los linfocitos vuelven a la normalidad una vez que se resuelve la causa de la infección inicial. Algunos ejemplos de las causas de las Linfopenias transitorias son:

  • Etapas iniciales de las infecciones virales, como la gripe o la Mononucleósis, en las cuales la mayoría de los linfocitos se dedican a combatir la infección y disminuyen su número en sangre, pero al paso de los días o semanas suelen volver a una concentración normal cuando ya el virus ha desaparecido del cuerpo.
  • El empleo de medicamentos esteroideos o corticoesteroides empleados para tratar otras enfermedades momentáneasLinfocitos Bajos Causas.
  • Trastornos de Desnutrición.
  • Estrés excesivo.

Linfopenia Persistente

Las Linfopenias persistentes se observan en pacientes que en cualquier circunstancia, ya sea luego de una enfermedad o en aparente buen estado de salud, presentan, con mucha frecuencia, un contaje bajo de Linfocitos. Estas Linfocitopenias pueden deberse a:

  • Alguna enfermedad o infección latente, subyacente o desarrollándose en segundo plano en el organismo del paciente, que genera una disminución constante de los linfocitos en el tiempo. Un ejemplo de esto son la Tuberculosis y el virus del HIV. En este último, a pesar de ser incurable el virus, se puede mantener a raya sus efectos y aumentar el número de Linfocitos empleando medicamentos antivirales, pero si no es tratado puede generar una Linfocitopenia que deprime el sistema inmunológico del paciente y lo hace propenso a adquirir numerosas otras infecciones.
  • La Aplasia Medular, donde la médula ósea no es capaz de producir una cantidad suficiente de Linfocitos para la defensa del cuerpo.
  • Inmunodeficiencias Hereditarias, como las Agammaglobulinemias, el Síndrome de DiGeorge, el Síndrome de Wiskott-Aldrich, entre otras, donde los pacientes incluso podrían necesitar de un trasplante de médula ósea.
  • Los medicamentos esteroideos empleados para mantener a raya enfermedades crónicas o prolongadas como las artritis o los procedimientos de Quimioterapia y Radioterapia que generan una disminución de los linfocitos que circulan en sangre, consecuencia que se revierte una vez que se interrumpe el tratamientoLinfocitos función.
  • Enfermedades autoinmunes o inflamatorias como la Artritis, el Síndrome Guillain-Barre, la Esclerosis Múltiple, algunos tipos de Cáncer como las Leucemias y el Linfoma Hodgkin, entre otros.

Linfopenia Leve vs. Persistente ¿Cómo diferenciarla?

Si se tiene un resultado de sangre que refleje Linfocitos bajos, aunque sea ligeramente por debajo de lo “normal”, una de las formas de diferenciar si se está atravesando una Linfocitopenia transitoria o persistente es (siempre bajo supervisión médica) repitiendo el examen en una pocas semanas, si la enfermedad a mejorado y/o curado completamente los linfocitos deben volver a la normalidad, pero si la Linfocitopenia continúa o se hace más marcada, el médico muy probablemente requerirá de un mayor número de análisis y otras pruebas médicas para identificar la causa de la alteración.

Síntomas de los linfocitos bajos

Los Linfocitos Bajos no generan síntomas en el paciente, la enfermedad que se desarrolla en el cuerpo es la que genera la Linfopenia y los síntomas que describa el paciente.

Usualmente el médico encuentra linfocitos bajos en el paciente de manera sorpresiva cuando realiza evaluaciones médicas por otros motivos y detecta la Linfocitopenia en los resultados de sangre, esto porque la mayoría de las Linfocitopenias son producto de enfermedades que no generan síntomas perceptibles.

La disminución de los linfocitos sostenida en el tiempo, es una puerta abierta para el ingreso y proliferación de microorganismos capaces de generar enfermedades. El paciente puede notar el aumento de la frecuencia de los periodos de enfermedad y esto puede ser lo que lo lleva a realizarse un chequeo médico.

Un paciente que persistentemente tiene sus linfocitos bajos, podríamos decir que posee un sistema inmunológico débil y que tiene elevadas probabilidades de enfermar. Los malestares como el del virus de la gripe que no mejoren con el paso del tiempo, lo que llamamos “gripes mal curadas” e incluso infecciones por las que normalmente no pasa un individuo sano y con un sistema inmunológico fuerte, son una pista para pensar que un individuo puede tener Linfocitopenia.

En líneas generales, un paciente que posee un bajo número de linfocitos en circulación suele evidenciar un aumento de las infecciones virales y bacterianas en su organismo.

Los síntomas comunes de las enfermedades que generan Linfocitopenias o, lo que es lo mimos, algunos síntomas de tener defensas bajas son básicamente los siguientes:

  • Fiebre.
  • Ganglios linfáticos inflamados y dolorosos al tacto.
  • Bazo inflamado, en el costado izquierdo del abdomen.
  • Amigdalas faríngeas inflamadas y dolorosas.
  • Decaimiento.
  • Irritabilidad.
  • Desánimo.

Con este artículo espero haber aclarado las dudas sobre Linfocitos Bajos o Qué significa Linfocitos Bajos.

Al Servicio de nuestros lectores, me despido…

Lic. María Gabriela Díaz L.

IMPORTANTE: Si le ha resultado útil esta información, si tiene alguna pregunta sobre linfocitos bajos causas, linfocitos bajos función, linfocitos bajos en sangre o cualquier asunto referente al análisis de laboratorio puede dejar su comentario debajo del artículo haciendo click aquí.

Artículos Relacionados

Si le ha gustado este artículo, Compártalo:

Dejar un comentario